Vino Blanco Afrutado

Hablar de vino blanco afrutado es hablar de vinos suaves, frescos, con aromas que recuerdan deliciosamente a frutas: peras, limones, melocotones, piña, manzana reineta (sí, reineta, nuestro preferido). Vinos con una alegre ligereza, nada pesados ni rotundos. Porque es justo esa levedad lo que les hace tan atractivos.

Un buen vino blanco afrutado gusta a la mayoría, incluso los menos aficionados al vino encuentran un blanco afrutado que les va bien. Son versátiles y eso los hace imprescindibles: para un aperitivo, mariscos, pescados, pasta, comida especiada y por supuesto verduras, ensaladas y… la sorpresa: muchos quesos, sobre todo de cabra y de pasta blanda. Pruébalos también con sabores exóticos: comida china, thai o sushi.

La mayoría no son para guardar. No creas que años de bodega van a mejorarlos. Al contrario, a muchos los arruinan porque pierden esa frescura y esa impresión de juventud. No lo veas como algo negativo, son vinos para abrir y cambiar continuamente, para ni dudarlo cuando estés con el sacacorchos en la mano pensando ¿Qué abro?. Recuerda: van con muchas cosas y siempre aportan alegría a la reunión. Dales movimiento y no te arrepentirás.

En Vinistas, a fuerza de buscar, hemos conseguido reunir una estupenda selección de vinos blancos afrutados, algunos fáciles, otros más sofisticadospero todos deliciosos y producidos por énologos y pequeños productores que nos encantan. Recuerda que con estos vinos la ocasión es cualquier momento.

Filtro de búsqueda

Ranking Vinistas

43 - 100

Precio

3 € - 46 €

Tipo de vino

Biodinámico

Mostrando 1 - 39 de 39 productos
Gastos de envío gratis a partir de 180 €