Cascabel Albarín

de El sueño de las Alforjas

Alegre y llamativo, una variedad a descubrir y un vino que dará vidilla a muchos platos

¿Por qué nos gusta?

Cascabel por alegre y por llamativo. La variedad albarín es una rareza, quedan muy pocas hectáreas y todas en el Sur de León. Nano y Jesús, amigos desde niños, la cultivan en su pueblo, Valdevimbre. Allí crearon este Sueños de las Alforjas que es una granja, en realidad, en la que las ovejas, las vacas y los caballos están al servicio de la vid. 25 hectáreas de viña propia que cultivan ecológicamente. No podía ser de otra manera.

La bodega también está al servicio de la uva. Con sus depósitos de cemento, sus vasijas de barro y su sistema de OVIS que evita tener que bombear y, por tanto, maltratar, las uvas. Una maravilla. Como el vino.

Todo lo que hay que saber de este vino

Casas Ritas

Tipo de vino:
Vino Blanco

Variedad:
Albarín

Zona:
D.O. León

Botella:
750 ml

Cata:
Nos encanta ese aroma de albaricoque, que no es empalagoso, sino que tiene su punto de verdor y de cítrico. No puede ser más alegre, más cascabel. En boca, tiene esa cosa tan especial que es densidad y sabrosura con vivacidad y acidez. No podemos pedir más. Sí, otra copa.

Con qué disfrutarlo:
Pescados y mariscos, como otros blancos. Pero dale más vidilla y combínalo con carnes blancas, ligeras o carnes adobadas y un poco picantes. Si quieres ir un paso más allá, unos quesos picantes, como el azul, y descubrirás su poder refrescante.

El productor: El sueño de las Alforjas

Vinistas

Su pueblo está al sur de la provincia de León y es tierra por excelencia de una variedad muy peculiar, el Prieto Picudo. Una variedad rara pero muy interesante, tinta. También cultivan otra variedad blanca, autóctona, y también peculiar, Albarín. En total 25 hectáreas, todo cultivado en ecológico y sólo trabajan con su propia uva.

El Sueño de las Alforjas es más que una bodega elaboradora de vino. Es un ecosistema. Ellos dicen que es una “granja”. Por eso además de viña y bodega, tienen animales. Animales que también sirven al propósito de la viña. Como caballos para arar, ovejas para abonar, vacas… De hecho, el edificio de la bodega, es para ellos “El rancho”, como parte de esa granja integral que es el proyecto. Se trata de recuperar el ciclo, de autoabastacerse.

Ese “rancho” que es la bodega es por dentro un prodigio técnico. Porque lo cortés no quita lo valiente. Preparada para trabajar en gravedad, evitando el bombeo de la uva, con puente- grúa y los depósitos OVIS que sobrevuelan la bodega cargados de vino para no usar bombas. Trabajan con depósitos de hormigón para asegurar un aislamiento térmico y facilitar la inercia térmica en los procesos de finalización, vasijas de barro… Una enología con mínima intervención, que deja que se exprese esa uva que ellos tanto miman.

Descubre al productor

Vinos similares

Casas Ritas

Cascabel Albarín

Casas Ritas

6,20 €

Envío GRATIS a partir de 180 €

Gastos de envío gratis a partir de 180 €