Consejos y tips de vinos

¿Cuál es el orden de los vinos en una comida? VINISTAS TV- EPISODIO 50

Ruth de Andrés Ruth de Andrés | 15 diciembre, 2016

Aunque el protocolo no es lo que era, una de las cosas más sencillas para disfrutar más de una comida copiosa, es servir el vino con un orden lógico. Os explicamos algunas normas de protocolo, más rancias y otras vinistas, más divertidas.

Yo creo que todos los años nos preguntamos lo mismo por estas fechas, ¿cual es el orden para servir los vinos? Llegan las Navidades y con ellas, que os vamos a contar: comidas multitudinarias y todos de tiros largos.

Aunque las costumbres se han relajado y el protocolo no es lo que era, una de las cosas que no cuestan nada y ayudan a disfrutar de una comida, es servir el vino con un orden lógico.

Os explicamos las normas (rancias) de protocolo y otras normas (vinistas) más divertidas

El orden de los vinos según el protocolo

Hay una regla que ya las sabemos: Los blancos antes que los tintos. Más o menos lo hacemos todos, pero os vamos a dar otras normas de protocolo.

  1. Del más joven al más viejo
  2. De los de menos categoría a los de más categoría
  3. De menos dulce a más dulce
  4. Los destilados al final

El orden vinista más divertido.

Nuestra consigna: variad y arriesgad. No os perdonaremos que seáis aburridos.

  1. Nada de poner una botella en la mesa de principio a fin. Estrujaos un poco la cabeza y elegid una botella diferente para cada plato.
  2. Desempolvad los magnums: sois muchos y todos en disposiciñon de beber una copita. Es el momento.
  3. Sacad el cava del postre y ponedlo al principio, en el aperitivo. El cava es el aperitivo por excelencia.
  4. Mejor aún poned un cava rosado y organizad un aperitivo original y creativo.
  5. Usad temperaturas un pelín más bajas de lo normal. La calefacción de estos días se encargará de subirla en un periquete. Veréis como a todos les gusta más el vino. En un vídeo os explicamos las temperaturas, usadlo.
  6. ¿Vuestros invitados no son muy de vinos? Pues nada, olvidaos de blancos insulsos y tintos viejunos y optad por cosas modernas. Veréis como ganáis adeptos:
    • Que tal un blanco de verdejo, pero más herbáceo que afrutado. Para no dejar sensación empalagosa. Nuestra sugerencia va por alegra que además lo tenemos en magnum.
    • Un Albariño más mineral, más salino. Tanto Albamar como Baixa Sirena, responden a esto.
    • Un tinto potente para el plato más contundente. Nada de tintos clasicorros, sino un poco de rock and roll para pasar la carne. Un toro por ejemplo, os proponemos un tardencuba crianza y por qué no, en su formato magnum.
    • Atreveos con algo radicalmente diferente, por ejemplo un mencía, o un prieto picudo. Un vino tinto pero que despierte las papilas, fresco y vivo. ¿Habeís probado calandria? es nuestro último descubrimiento en cuanto a variedades peculiares.

Y si tenéis alguna duda acerca de la decantación de los vinos, os dejamos un vídeo donde lo explicamos.

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *