Como limpiar un decantador: 2 trucos sofisticados y uno casero

Consejos y Tips de Vino

Como limpiar un decantador: 2 trucos sofisticados y uno casero

Ruth de Andrés | 16 diciembre, 2020

Algo tan banal como limpiar un decantador puede convertirse en una tarea un pelín desesperante si no tienes los trucos adecuados. Los decantadores son esos objetos seductores, que luce en cualquier casa Vinista. No es que lo usemos a diario pero el vino parece mejor cuando desenfundamos nuestro decantador y toda su parafernalia.

 

Algo tan banal como limpiar un decantador puede convertirse en una tarea un pelín desesperante si no tienes los trucos adecuados. Sobre todo, si intentas limpiarlo unas horas después de una botella memorable.

Los decantadores son esos objetos seductores, que luce en cualquier casa Vinista. No es que lo usemos a diario pero el vino parece mejor cuando desenfundamos nuestro decantador y toda su parafernalia.

Pero sí, las cosas bonitas también se ensucian y, en concreto, esta es difícil de limpiar. Porque no, no vale el lavavajillas.

Vaya por delante que lo mejor para limpiar un decantador es enjuagar la jarra con agua tibia según se termine de usar. Pero si el efecto fiesta no te deja manipular algo tan delicado y frágil como el decantador, hay otros métodos… para el día después. Es decir, cuando te despiertas a la mañana siguiente y junto a tu pila de platos sucios y tus fuentes con restos, está tu querido decantador sucio. Para ese momento, te recomendamos que sigas cualquiera de estos métodos.

Vamos a explicaros como limpiar un decantador de 3 formas diferentes. 2 son sofisticadas y una de ella es la más casera pero no por ello menos eficiente.

 

El método infalible para limpiar un decantador… el día después

Los sibaritas del vino desechan el jabón por considerar que deja residuos aromáticos no deseables. No, no nos gustaría esa fragancia de limones del Caribe o de pino en nuestro siguiente vino. Así pues, lo mejor es seguir estos tres pasos:

  • Vierte agua caliente en el decantador y deja que actúe durante unos 10 minutos.
  • Una vez pasados esos minutos, cambia el agua por una mezcla de agua y vinagre. Lo ideal es no llegar al 50% de vinagre. A no ser que tengas materia colorante incrustada en el cristal, probablemente con un chorrito (entre 10 y 205) debería ser suficiente. Déjalo actuar unos 5 minutos. Si ves que la materia colorante no acaba de salir puedes frotar, suavemente, con un limpiabiberones. También hay una herramienta, flexible y larga, que permite hacer esta operación diseñada solo para decantadores. Es de la marca Pulltex y aquí te enseñan como funciona.
  • Ahora el decantador debe lucir brillante e impoluto… pero con olor a vinagre. Así que te toca aclarar con abundante agua un buen rato hasta que desaparezca el olor. Insiste y deja que seque boca abajo.

 

Limpiar un decantador con perlas de acero

Aquí nos ponemos profesionales. Hace unos años, Riedel sacó al mercado estas originales “perlas de limpieza” como lo llaman ellos. Se trata de unas bolitas de acero inoxidable que se vierten en el decantador junto con agua caliente. El funcionamiento es muy simple. Sólo tienes que girar el decantador, haciendo que las bolitas paseen por su superficie, llegando a todos los recovecos. Con ese paseo, las bolitas arrastran, como por arte de magia, la suciedad. Por más enrevesada que sea la forma de tu decantador, estas bolitas llegan a todos los lugares.

Como os decimos, los fabricantes de copas más famosos del mundo, Riedel, fueron auténticos pioneros en este original sistema para limpiar un decantador. Desde entonces les han salido muchos imitadores, pero nosotros te dejamos el link a las auténticas. Pero si no quieres invertir en esto de las perlas, muchos expertos utilizan hielo picado. Mucho más modesto, desde luego. De hecho, el hielo picado es el antecesor de estas sofisticadas microesferas.

 

La solución magnética

Para terminar, este utensilio que nos ha encantado, aunque no es que sea imprescindible, es una buena solución para limpiar decantadores. Consiste en un cepillo imantado. No os imaginéis un gran aparato. Es un sencillo imán pequeño provisto de cerdas de plástico flexible que se mueven fácilmente por todo el decantador para dejarlo reluciente. Igual que el anterior, necesitas usar agua tibia para conseguir frotar y sacar la suciedad. Incluso puedes añadir vinagre a tu agua para que sea más fácil la limpieza. Si quieres ver como funciona te dejamos este vídeo que lo explican.

 

Magnetic

 

Y no te olvides de secar

Por último, uses el método que uses para limpiar el decantador, recuerda que tan importante es limpiarlo bien como secarlo. Así que una vez hayas acabado con el lavado, recuerda pasar un trapo limpio de algodón suave y dejarlo boca abajo. Lo ideal es que el tiempo que tarda en secarse, pases a menudo ese trapo. Es decir, mientras las gotas escurren hasta la boca del decantador ve pasando el paño seco, cada cierto tiempo, por la superficie para evitar que dejen rastros de cal.

¿Tienes algún otro truco que quieras compartir para limpiar un decantador? Si es así, no dejes de compartirla con otros Vinistas.

 

También te recomendamos…

Lavado de copas -VINISTAS TV-

4 pasos para desarrollar tu olfato para catar vino

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.