Curiosidades del mundo del vino

Corchos y otros tapones

Ruth de Andrés Ruth de Andrés | 1 octubre, 2015

El corcho es de esos elementos que sólo apreciamos cuando nos dan problemas. En realidad, la única traba del corcho es que huela a corcho. Para el bodeguero, además un mal corcho no depende de él.

Los corchos de las botellas son esos elementos que sólo apreciamos cuando nos dan problemas. En realidad, la única traba del tapón de corcho es que huela a corcho. Para el bodeguero, además un mal corcho no depende de él. Pero tampoco tiene la única culpa el propio material.

huele a corcho

Es decir que ese característico olor (mal olor, debería decir) en un vino se puede deber al corcho, desde luego, pero también puede ser de una falta de higiene en la elaboración. Así que no podemos echar la culpa de un vino acorchado sólo al tapón. La verdad es que de los muchos intentos por sustituir el corcho ninguno ha triunfado frente a este material natural.

Se embotellan ahora muchos vinos en tapón de rosca; y la verdad que es la mar de útil para vinos que no vamos a guardar largo tiempo, pero carece desde luego de todo encanto. Quizás lo que haga que el corcho siga siendo nuestro preferido tenga más que ver con nuestro lado emocional que con el racional. Pero eso es el vino…

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *