Uva Treixadura

La uva Treixadura es de la Costa Atlántica de la Península, ya sea España o Portugal. Necesita ese clima húmedo y templado necesita el sol para crecer y por eso prefiere los valles y en las laderas bien orientadas. Ese es el auténtico terroir de la Treixadura. Como variedad, la Treixadura es vigorosa y consigue unos rendimientos medios. Bien cultivada, la Treixadura consigue un delicado equilibrio entre acidez y alcohol. Pero tiene truco: a la uva Treixadura hay que tener cuidado y vendimiarla en el momento exacto para que no pierda esa acidez y mantenga toda su frescura.

La Treixadura es una uva muy desconocida. O al menos lo era hasta hace unos pocos años. Es una uva que no ha viajado mucho. Quizás porque ese clima Atlántico que os contábamos no se repite en con frecuencia en otras zonas del mundo. Por eso la Treixadura se encuentra perfectamente delimitada. Encontraréis la Treixadura sólo circunscrita a su dominio entre el Sur de Galicia y el Norte de Portugal:

La Treixadura es la uva más importante en Ribeiro, esa pequeña Denominación de Origen gallega, a orillas del Miño. Un poco como la joya escondida de la región. En esta zona, la Treixadura se elaboraba tradicionalmente mezclada con otras variedades de la zona. Normalmente los compañeros de la Treixadura eran el Albariño, el Torrontés o el Godello. En los últimos años, hay un movimiento que reivindica el enorme potencial enológico de la Treixadura y por eso muchos elaboradores se han lanzado a elaborarla en solitario. Hay ejemplos de vinos de Treixadura de Ribeiro francamente excelentes.

Pero también hay Treixadura en Rías Baixas. Sobre todo en la zona de Rosal, donde se mezcla con el Albariño y el Loureiro, para elaborar los vinos típicos de la zona. Vinos que son normalmente más fragantes y más florales que lo de la subzona del Salnés.

También hay Treixadura en otras comarcas gallegas como Monterrei o Valdeorras, aunque no es tan común.

En Portugal, la llaman Trajadura. Se cultiva en el Noreste del país. Sobre todo en la zona del Vinho Verde. Allí, también se suele mezclar. Se usa Loureiro, Padema, Azal Branco, Avesso o Alvarinho (que es el Albariño portugués).

Los vinos de Treixadura son suavemente aromáticos: limones, peras frescas y un recuerdo delicado de notas balsámicas, como el pino o el eucalipto. Pero el punto fuerte de la Treixadura es la boca. Su textura es inigualable. Tiene untuosidad pero no es pesada, es delicada pero tiene un largo posgusto. Algo realmente muy particular. Y otro punto a su favor: los vinos de Treixadura envejecen muy bien así que olvidaos de lo del vino del año.

La Treixadura tiene una última sorpresa: El Tostado. Un vino dulce natural hecho de una Treixadura sobremadura. Esta elaboración está prácticamente desaparecida y ya casi sólo se hace en las casas para consumo propio. Pero si conseguís una botella, veréis que deleite.  ¡Descubre nuestros Treixaduras, descubre lo que hacemos en Vinistas y únete!

Filtro de búsqueda

Ranking Vinistas

60 - 100

Precio

3 € - 256 €

Ecológico

Mostrando 1 - 4 de 4 productos
Gastos de envío gratis a partir de 180 €
Hasta 3 botellas de vino: 5,20 € | Hasta 6 botellas: 6,50 € | Hasta 12 botellas: 8,95 € | Hasta 15 botellas: 10,90 € | Más de 15 botellas: 12,50 €