Consejos y Tips de Vino

Burbujas: o la diferencia entre Coca-Cola y cava – VINISTAS TV- Episodio 67

Ruth de Andrés Ruth de Andrés | 27 abril, 2017

Si obviamos los aditivos, el origen, el color, la elaboración, la presentación y la materia prima hay una gran diferencia que es nuestra excusa de hoy: las burbujas.

Hoy te voy a hablar de las burbujas del cava.

Si obviamos los aditivos, el origen, el color, la elaboración, la presentación y la materia prima hay una gran diferencia que es nuestra excusa de hoy: las burbujas.

Porque lo que en realidad os queríamos explicar hoy son las burbujas del vino espumoso (del famoso champán en Francia o del cava en España).

¿Como aparecen las burbujas del cava?

Para generar la burbuja hay distintos métodos:

  • Gasificando: como se hace la Coca Cola. Para eso sencillamente, se añade el gas mediante una bomba dosificadora de carbónico, justo antes de embotellar.
  • Fermentando: como por ejemplo los espumosos naturales, como el cava o el champagne. En estos, en cambio, el gas se genera de una manera natural durante la fermentación. Este gas queda retenido en el vino y, de ahí, las burbujas del cava.

¿Y como se diferencia?

Así que mientras que la burbuja de la Coca Cola es añadida, la de un cava o un champagne aparece naturalmente. Por eso se integra mejor en el vino y es más fina. En cambio, la otra es gruesa y basta. Por no decir violenta, que a todos nos ha pasado que te atragantas y te sale la Coca Cola por la nariz a borbotones … Asqueroso, vale, si … 😉

Los franceses tienen una expresión muy rimbombante. Ellos dicen que la burbuja tiene que hacer cosquillas en el paladar. Y es exactamente eso. Debe ser apenas perceptible, finísima. Algo como vibrante.

Por eso los mejores cavas y los mejores champagnes (os hablamos del champán aquí) tienen una burbuja diminuta, muy chiquita pero continuada, homogénea. Eso es lo que poéticamente llaman el rosario y la corona. Precisamente para apreciar bien ese rosario y esa corona, se usan copas de flauta para estos vinos (ya os lo habíamos contado en el post dedicado a las copas de cava y champán).

En resumen

La burbuja de un buen cava debe ser pequeñísima y salir de manera continuada ascendiendo hasta la superficie. Esa es la clave para que cosquillee en el paladar.

Todo lo demás, queridos Vinistas, es Coca Cola.

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *