Vinistas

Roger S. Blanch
Cellers Blanch

La familia Blanch lleva unida a esta tierra de Tarragona desde 1736. Ahí es nada. Generación tras generación cultivaban viña y hacían vino. Pero también cuidaban avellanos, olivos y almendros... En 1965, de la mano del abuelo de la actual generación, Joan, llega una revolución: comenzaron a vender sus vinos. En el pueblo tenían fama de hacer buenos vinos y por eso deciden embotellar y vender. Un gran desafío para ellos que le da el impulso como negocio.


En 1990, la siguiente generación también tuvo su momento de gloria, cuando decidió elaborar cavas, para luego entrar en la DO Cava y en la DO Tarragona, para los vinos tranquilos.


La bodega está en el pequeño pueblo de Puigpelat, en Tarragona. Aunque están muy cerca del mar, están a 1000m de altitud, en las faldas de la Sierra Miramar. Para Roger, estas son las claves que marcan el carácter de sus vinos: mediterráneos, porque nacen a su orilla, y protegidos por la Sierra de los vientos del interior. El clima es de esos que llamamos benignos, no sin cierta envidia. Calorcito en verano, templado en invierno y poquita agua. Un clima que también le sienta bien a la viña.

¿Por qué nos gusta?

La tercera generación, capitaneada por Roger, ha vuelto la vista a la viña y a la bodega. Han decidido quedarse y potenciar sus vinos, basándose en la calidad y en su paisaje. ¡Enhorabuena por ello! Su objetivo es trabajar calidad y sólo calidad. Para ello, supervisan todos los procesos: de la viña a la bodega. Mejorando cada paso y haciendo que cada movimiento pase por sus manos. Completar ese círculo de desde la uva hasta la botella es clave para lograr la calidad que tienen como objetivo en Cellers Blanch.

Esta nueva generación decidió trabajar ecológicamente en la viña. Para ellos, es sólo una manera más, de respetar las viñas que heredaron y el medio que las rodea. Otra forma de mimar y cuidar sus viñedos.

En bodega, esta tercera generación también ha dejado su huella. Compraron barricas nuevas, de roble francés, para los tintos. Además decidieron trabajarlos son sulfitos añadidos. Entienden que cuando la uva es de gran calidad, como la suya, y ellos mismos controlan todos los procesos, prescindir de los sulfitos es una manera de reforzar el carácter de sus uvas. Además, decidieron usar barricas de castaño para su blanco. Toda una innovación de Cellers Blanch que ha dado un resultado sobresaliente, con su Identitas, un vino que es toda una declaración de principios, además de estar buenísimo.

  • Nuevo 750 ml

    de Cellers Blanch

    Merlot D.O. Tarragona Vino Tinto

    Sebastià es el nombre de la casa de los Blanch en su pueblo de Puigpelat, en Tarragona. Ese nombre les identifica tanto a ellos como a su vino. Por eso se lo han puesto.

    91% de 16 lo comprarían otra vez
    12,40 €

    Añadir

  • Nuevo 750 ml

    de Cellers Blanch

    Subirat Parent D.O. Tarragona Vino Blanco

    Identitas es el alma de esta bodega centenaria. Una variedad autóctona y una fermentación en castaño para un vino que es una caja de sorpresas.

    94% de 12 lo comprarían otra vez
    11,90 €

    Añadir

Mostrando 1 - 2 de 2 productos
Gastos de envío gratis a partir de 180 €