Sebastiá

de Cellers Blanch

Sebastià es el nombre de la casa de los Blanch en su pueblo de Puigpelat, en Tarragona. Ese nombre les identifica tanto a ellos como a su vino. Por eso se lo han puesto.

¿Por qué nos gusta?

Un vino que está elaborado sin sulfitos, con viñas ecológicas y que representa el espíritu de la tercera generación, con Roger al frente. Él ha decidido empeñar todo a favor de la calidad y ese es su trabajo cada día. Por eso controla absolutamente cada paso, desde la viña hasta la botella, para lograr la mejor expresión de sus vinos.

Con su clima mediterráneo, tan fácil, ese suelo pobre de arenas y arcillas y una Merlot sobresaliente, Roger sabía que este podía ser su gran tinto. En bodega, no se trabaja con sulfitos y el vino pasa 12 meses en barrica de roble francés, que lo lima y lo refina, para lograr un vino que nos ha parecido de aplauso.

Todo lo que hay que saber de este vino

Sebastiá

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Merlot

Zona:
D.O. Tarragona

Crianza:
12 meses en botas de roble francés

Botella:
750 ml

Cata:
Un color que tiende al violeta, brillante y bien vestido. Fruta madura (que no pasificada que ya sabéis que de una a otra hay un breve paso para la viña pero una gran diferencia en nariz), almendras y avellanas tostadas. En boca, nos quedamos con esa sensación mediterránea, bien delineada que hace que el vino mantenga frescor pero sea aterciopelado y suave. Y para acabar, un final largo que nos deja una impresión gloriosa.

Con qué disfrutarlo:
Perfecto con carnes, rojas o blancas así con fundamento. Platos de cuchara o una buena charcutería.

El productor: Cellers Blanch

Vinistas

La familia Blanch lleva unida a esta tierra de Tarragona desde 1736. Ahí es nada. Generación tras generación cultivaban viña y hacían vino. Pero también cuidaban avellanos, olivos y almendros... En 1965, de la mano del abuelo de la actual generación, Joan, llega una revolución: comenzaron a vender sus vinos. En el pueblo tenían fama de hacer buenos vinos y por eso deciden embotellar y vender. Un gran desafío para ellos que le da el impulso como negocio.

En 1990, la siguiente generación también tuvo su momento de gloria, cuando decidió elaborar cavas, para luego entrar en la DO Cava y en la DO Tarragona, para los vinos tranquilos.

La bodega está en el pequeño pueblo de Puigpelat, en Tarragona. Aunque están muy cerca del mar, están a 1000m de altitud, en las faldas de la Sierra Miramar. Para Roger, estas son las claves que marcan el carácter de sus vinos: mediterráneos, porque nacen a su orilla, y protegidos por la Sierra de los vientos del interior. El clima es de esos que llamamos benignos, no sin cierta envidia. Calorcito en verano, templado en invierno y poquita agua. Un clima que también le sienta bien a la viña.

Descubre al productor

Vinos similares

Cómpralo antes de las 14h y recíbelo el siguiente día hábil

Sebastiá

Sebastiá

Sebastiá

12,40 €

Envío GRATIS a partir de 180 €