Caecus Joven

de Pago de Larrea

Las uvas para este vino se extraen de la zona más jugosa, la más cercana al río Ebro, de La Romañíguez, la finca. Una expresión pura de la juventud riojana. Un vino con toda la gracia y todo el encanto.

¿Por qué nos gusta?

En Pago de Larrea tienen claro que lo más importante es la familia y dar voz a sus viñedos. Por eso dejan el proyecto Viña Salceda en el 2000, que se había hecho demasiado grande para ellos como fundadores, y se reubican en su proyecto familiarísimo. Hacen vinazos, y este joven de Tempranillo y Garnacha nos parece soberbio.

Las uvas para este vino se extraen de la zona más jugosa, la más cercana al río Ebro, de La Romañíguez, la finca. Una expresión pura de la juventud riojana. Un vino con toda la gracia y todo el encanto.

Todo lo que hay que saber de este vino

Caecus Joven

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Tempranillo

Zona:
D.O. Ca Rioja

Crianza:
Joven

Botella:
750 ml

Cata:
Un Tempranillo con gracia y salero. Su juventud se traduce en fresas, frambuesas y un fondo de regaliz. Delicioso por suave y sedoso. Un Rioja Alavesa joven que nos encandiló por esa gracia que se aleja de la pedantería. La encantadora sencillez de hacer bien las cosas buenas.

Con qué disfrutarlo:
Un embutido con su toque picante, una tortilla de patatas bien jugosita, croquetas bien cremosas, unos quesos maduros… se nos hace la boca agua. Llevadlo sin miedo a una barbacoa o a cualquier evento con todo tipo de gente porque es de los vinos que va para todo y con todos.

El productor: Pago de Larrea

Vinistas

Los orígenes de esta familia de viticultores de Rioja Alavesa vienen de lejos. Su padre fundó en 1969 la bodega Viña Salceda, en la que participó como accionista y bodeguero durante 31 años. Viña Salceda creció. Creció mucho: aumentó la producción y entró capital nuevo. Más socios, más dinero pero también con eso se diluía la verdadera esencia con la que se había formado. En el 2000, con el cambio de milenio, llegó un cambio de vida: vendieron sus acciones de Viña Salceda y dieron el gran paso de crear un proyecto estrictamente familiar: Pago de Larrea.

Emprendieron este camino a partir de un viñedo propio que había plantado su padre en los 80. Construyeron la bodega en 2003, y se surten exclusivamente de viñas propias: una maravilla. Los ocho hermanos arrancaron junto a sus padres, con toda la ilusión que ahora nos transmiten en sus vinos. El día a día de la bodega es familiar, todo queda en casa: Loreto, Luis y Álex, mano a mano.

Descubre al productor

Vinos similares

Caecus Joven

Caecus Joven

Caecus Joven

5,90 €

Envío GRATIS a partir de 90 €