La del terreno

de Julia Casado

Julia Casado es la unión entre la música y el vino. Su Monastrell es prueba inequívoca de ello: canta como solo Julia la sabe hacer cantar. 

¿Por qué nos gusta?

Julia Casado es la unión entre la música y el vino. Su Monastrell es prueba inequívoca de ello: canta como solo Julia la sabe hacer cantar. Su bodega es otra muestra de diferenciación. Está situada en la D.O. Bullas, pero al ser modular y transportable, fácilmente se puede plantar en unos años haciendo vinos en cualquier otro lugar de España. Estamos deseosos de verla evolucionar.

La del terreno nace de una parcela muy especial, situada en un parque regional en la D.O. Bullas, en Murcia. Esta viña está aislada del resto, ella sola, con sus viñas de unos 50 años en medio de ese paisaje absolutamente mágico. Intercaladas entre la Monastrell hay una pequeña cantidad de variedades locales, en torno a un 5%, que dan color a la omnipresente Monastrell. La viña se asienta sobre suelos de gravas graníticas y calcáreas, lo que hace que aguante estupendamente la sequía. Al estar aislada, y a una buena altitud, está muy bien orientada y ventilada lo que facilita ese cuidado ecológico y sin agroquímicos que Julia pregona.

Una parte de la uva se fermenta entera en madera, mientras que otra parte, el 70%, se despalilla en un depósito de hormigón, durante mínimo un mes. Sale una Monastrell muy expresiva, con mucho carácter varietal, y al tiempo ligera y floral. Julia siempre la llama “morenita”, y dice que, pese a ser una morenita del sur, en este vino se torna suave y delicada.

Todo lo que hay que saber de este vino

La del terreno

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Monastrell

Zona:
D.O. Bullas

Crianza:
8 meses en fudres de madera de 500 litros usados

Botella:
750 ml

Cata:
Así como sacudir a tus papilas. Sobre todo si eres de los que creen que la Monastrell da vinos pesados y fortachones. La del terreno es un vino sin maquillajes. En nariz, unas notas de fruta negra, eso que llamamos sotobosque y es notas de hierba seca, de plantas aromáticas, así como tomillo y salvia. En boca es una gozada: de esos vinos que no puedes beber una copa porque siempre te apetece más. Fresco y puro, ligero, vibrante y con un final cálido, que recuerda el origen mediterráneo. No es fácil encontrar vinos así y menos hacerlos bien. Vinos delgados y largos, que dejan un posgusto que no es pesado, pero sí persistente.

Con qué disfrutarlo:
Un vino original que merece un plato original. Esas improvisaciones en la cocina, esas mezclas de sabores y texturas distintas le van muy bien al vino. Pero vaya, si quieres hacerlo protagonista (que lo merece), no te rompas la cabeza y lánzate con cualquier plato de carne sabrosa.

El productor: Julia Casado

Vinistas

Julia Casado siempre cultiva sin agroquímicos, con variedades autóctonas de Bullas y parcelas certificadas en ecológico. Para ella, el vino tiene mucho que ver con la música. Le da una tremenda importancia al terroir, a las armonías, y a la vinculación de los vinos con el lugar, la espera y los silencios. Necesita sentir esa vinculación emocional con el terroir, conectando con la naturaleza y el lugar, de la misma manera que conecta con la música.

Descubre al productor

Vinos similares

Cómpralo antes de las 14h y recíbelo el siguiente día hábil

La del terreno

La del terreno

La del terreno

17,75 €

Envío GRATIS a partir de 90 €