Manto Negro

de Santa Catarina

Manto Negro es el primer tinto monovarietal que hicieron en la nueva bodega, y con buenos motivos. Representa todo lo que es ahora Santa Catarina: mineralidad, frescura y aroma.

¿Por qué nos gusta?

Stellan Lundqvist fundó Santa Catarina en 1984 con intención de hacer vinos impresionantes en Mallorca. Así a lo grande. Y lo hizo hasta su muerte en 2002. Sus hijos retomaron el proyecto en 2014. Aunque respetaron la idea de su padre, hicieron muchos cambios. ¿El más importante? Las variedades autóctonas. Manto Negro es el primer tinto monovarietal que hicieron en la nueva bodega, y con buenos motivos. Representa todo lo que es ahora Santa Catarina: mineralidad, frescura y aroma.

Las uvas de este Manto Negro son jóvenes, y pisan fuerte. Vienen de ese suelo tan mallorquín que es el “call vermell”. Una curiosa tierra rojísima. Una variedad denostada antiguamente, que no se aprovechaba bien. Ellos la miman al milímetro, introduciendo nieve carbónica y nitrógeno para asegurar sus condiciones óptimas.

Todo lo que hay que saber de este vino

Manto Negro

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Manto Negro

Zona:
D.O. Binissalem

Crianza:
8 meses en barrica y fudre

Botella:
750 ml

Cata:
Es un vino complejo. No os esperéis nada así facilito. Tiene potencia y expresión, y es súper mineral. Tampoco creáis que es un vino potente al estilo Ribera. No. Es bien mediterráneo. Nos parece que tiene mucha fruta roja, incluso algo de fresa, y un poco de clavo. El tanino es largo, no os creáis, y es muy carnoso. Tiene un equilibrio delicioso entre beberlo con comida o hacerlo porque sí.

Con qué disfrutarlo:
Una buena carne. Sí, lo típico. Pero si quieres salirte de lo normal, ahí van las recomendaciones del chef: un salmón a la plancha, o incluso al horno, embutidos grasos como el jamón o un arroz meloso. Sí, incluso de pescado. A romper moldes.

El productor: Santa Catarina

Vinistas

Stellan Lundqvist llegó a Mallorca en 1984, enamorado del sol y de los vinos españoles. Un auténtico fanático. Había arrancado su carrera como viticultor en Suecia. Sí, queridos. En Suecia. Misión arriesgada cuando menos. Por no decir, imposible. Así sin paliativos. Así que cuando llegó Mallorca supo que era su lugar. Aquí en Mallorca, encontraría sus vinos.

Su ideal estaba claro: quería igualar la calidad de los vinos que acostumbraba a beber. Eso pasaba por una pequeña revolución. Más que nada por un repensar la manera de trabajar. Así que innovó y experimentó. Y aunque fue polémico, decidió plantar un montón de variedades hasta entonces raras en la isla. Cosas como Merlot, Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Syrah. Variedades autóctonas francesas que no eran de lo más visto en la isla. Las introdujo, sentando un precedente que perduró hasta hace pocos años.

Cuando Stellan fallece en el 2002, la bodega se toma un tiempo. Alquilan las viñas y respiran. También en cierto modo hay un tiempo en la viticultura de Mallorca. La isla toma un cambio en su filosofía vitivinícola y se vuelca en las variedades autóctonas.

Descubre al productor

Vinos similares

Manto Negro

Manto Negro

Manto Negro

16,60 €

Envío GRATIS a partir de 90 €