La foto de 1938

de Bodegas Ochoa

Adriano Ochoa, la cuarta generación, con sus amigos en 1938. No hizo el vino la etiqueta: la etiqueta hizo al vino.

¿Por qué nos gusta?

Adriana encontró esta foto hablando con su padre, curioseando en fotos antiguas, y decidió que se merecía un vino. Y que sería la etiqueta. Adriana es lanzada, y valiente, y toma decisiones que no se basan en el marketing o en las ventas, si no en sus corazonadas. Y sabía que Adriano, su abuelo, con quien comparte nombre y vocación, se merecía un homenaje en forma de vino salido de su mano. La serie 8A, que firma Adriana, también nace de esta figura: la firma de Adriano era precisamente así.

En aquellos años, Adriano guardaba un vino concreto para sus amigos. Ni lo vendía, ni lo embotellaba… solo para los íntimos. Para beber sin hablar de vino. Y eso quería su nieta. Así que hizo un vino de disfrute, un vino aromático, rico, que te bebes la botella y no sabes que tiene que le gusta a todos y piden otra. Un vino para disfrutar entre amigos, para compartir. Sencillo sin serlo, que gusta incluso a aquellos a quienes no les gusta el tinto, y que tiene enjundia como para encantar a los de los tintos.

Todo lo que hay que saber de este vino

La foto de 1938

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Graciano

Zona:
D.O. Navarra

Crianza:
9 meses de crianza en roble americano y francés

Botella:
750 ml

Cata:
Teníamos nuestras expectativas en este vino y las ha cumplido toditas. Nos ha encantado. En nariz apreciamos frutillas dulces, así como moras o frambuesas, y un cierto toque a especias: eneldo, pimienta blanca… En boca, la fruta explota. Se nota ligeramente la barrica donde ha pasado 9 meses, pero muy bien resuelta. Nada de tablonazo. La fruta, buena, es su principal base. Muy fácil de beber, muy agradable. Un vino del que siempre quieres una copa más.

Con qué disfrutarlo:
De esos vinos comodín que lo tomas con todo. Porque lo abres, todos lo disfrutan, todos lo quieren y todos repiten. No es que sea facilón, que no es eso. Es un vino muy bien hecho y además versátil. Todo tipo de carnes, legumbres con fundamento, asados y, por supuesto, entretenimientos como aperitivos imaginativos, o platillos fusión.

El productor: Bodegas Ochoa

Vinistas

Bodegas Ochoa está en Olite (Navarra), y encontramos Ochoas allí desde 1845. De hecho, desde antes: los primeros de los que hay constancia datan del siglo XIV, pero como perdemos el rastro por el camino, decimos 1845. Ya es decir. Adriana y Beatriz son la sexta generación, y la primera de mujeres. Dos hermanas que complementan muy bien sus trayectorias para acabar haciendo estos vinazos: Adriana es enóloga, se ocupa del vino desde la cepa a la botella, y Beatriz viene del marketing y las ventas, así que se ocupa de la botella al mercado. Gracias a sus padres, la quinta generación, tienen ahora 145 hectáreas de vid y 58 hectáreas de olivos.

Su trabajo en la viña es ecológico. Si algo llevan por bandera, es su pasión por cuidar de la tierra de sus padres. Así, todos sus vinos tintos están certificados en ecológico. Los blancos no, pero el proceso que usan con casi todos ellos es igualmente respetuoso: la uva Moscatel es muy sensible. Para Adriana, la certificación ecológica no es hacer un vino y cubrir el nicho. Ella quiere que todos los vinos sean eco, y trabaja así desde 2010. La certificación viene más tarde, cuando toca. Lo importante es lo que se hace en la viña.

El viñedo está en Traibuenas, a las puertas de Las Bardenas, un desierto navarro que implica ese clima seco y con una diferencia térmica entre el día y la noche que es maravillosa para la calidad de las uvas. La calidad, que no la cantidad, pero es que ese no es el objetivo. Cuando las uvas son pocas, pero buenas y con sustancia, el vino lo nota. Nosotros lo notamos. Ellas buscan reflejar el suelo y el clima en los vinos, buscando una frescura y un equilibro que dista de la rusticidad por la que se caracterizaban los vinos navarros de hace tiempo. Elegancia, de la de verdad. Palabra de Vinista.

Descubre al productor

Vinos similares

Cómpralo antes de las 14h y recíbelo el siguiente día hábil

La foto de 1938

La foto de 1938

La foto de 1938

6,90 €

Envío GRATIS a partir de 90 €