Vídeos de Vinistas TV

Picnic 5 estrellas – VINISTAS TV – Episodio 77

Ruth de Andrés Ruth de Andrés | 4 agosto, 2017

Si la palabra picnic está en tu top de favoritas, no te pierdas nuestro video de hoy: te damos las claves para un picnic 5 estrellas... y eso Vinistas, quiere decir: ¡Vinos!

Si eres de esos que la palabra picnic está en tu top de favoritas no te puedes perder nuestro video de hoy.

Pues eso, es el momento, es la estación. Desempolva tu cesta que nos vamos de picnic. Pero no a un picnic cualquiera. Por supuesto Vinistas, en el nuestro el vino es protagonista.

No conozco mejor manera de subir la categoría de un picnic que añadiendo un par de botellas de vino bueno a la cesta. Nada de comida sofisticada ni platos de porcelana. Un buen vino causa el mayor efecto. ¿Probamos?

Y para mostrároslo nada como usar una comida sencilla, de esa que hace años que llevamos en la nevera portátil. Un buen vino, queridos Vinistas y todo cambia.

Nuestro menú de picnic

Empezamos…

  • Ensalada campera: pues es refrescante, es fácilmente transportable y es versátil. No os compliquéis porque la receta tradicional es sencillamente perfecta: huevos duros, patatas hervidas, un buen atún, tomates maduros, pimientos y cebolletas para añadir el toque justo de acidez y la pizca de picante. Un buen aliño y un buen vino…

–>Un blanco se quedará corto, especialmente si sois generosos con la salsa. Buscad algo importante y con personalidad. Nada de un rosado vulgar, un cava rosado serán el contrapunto a los mosquitos, el calor y las incomodidades del campo. Por supuesto, nuestra recomendación es un Can Xa Rosado o algo más sofisticado, el Rosado de Albet i Noya, con esa botella tan espectacular.

Lo que no puede faltar…

  • Filetes empanados: Da igual que sigas usando la manta de cuadros y la nevera portátil. Unos filetes empanados son muy de picnic. Pero nada de empanarlos a la manera viejuna, vamos con dos novedades para el empanado:
    • Saboriza el empanado: unas gotas de limón y un poco de mostaza por ejemplo. O bien con albahaca o cualquier otra hierba o especia que se te ocurra.
    • Añade frutos secos o semillas al pan: conseguirás una textura más crujiente y un sabor muy interesante. Desde avellanas a anacardos, semillas de chía o un vulgar maíz frito

–> Y aquí nos rendimos a un buen tinto, uno de esos con cierto cuerpo y bien aromático. Un poco de calidez tampoco va mal, así que un vino de zonas mediterráneas puede ser delicioso. ¿Que tal un Finca Tobella Negre, del Priorat, o un Set, de Monstant?

De postre…

  • Melon a la menta: es que no hay nada más sencillo ni más refrescante. Coged un buen melón, partidlo en trozos generosos y picad unas hojas de menta por encima. Mejor si lo dejáis maceráis unas horitas. Rico rico de verdad.

–> Probad con un cava porque nada como la textura crujiente del cava para el melón crujiente y frío. Pues busquemos un Brut con un poco de dulzor, como Albet i Noya Brut Reserva.

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *