Filoxera: Un asesino en serie en la viña

Curiosidades del mundo del vino

Filoxera: Un asesino en serie en la viña

Ruth de Andrés Ruth de Andrés | 24 mayo, 2017

Estos días la filoxera ha sido noticia. Os explicamos por qué pero empezamos por donde debe hacerse, el principio, y os contamos qué es la filoxera.

Estos días la filoxera ha sido noticia. Os explicamos por qué pero empezamos por donde debe hacerse, el principio, y os contamos qué es la filoxera.

Qué es la filoxera

Para los que no lo sepáis La Filoxera es un insecto que arrasó las viñas europeas a mediados del siglo XIX. Esta plaga se llamó Great French Wine Blight. La plaga se extendió desde Languedoc, donde se descubrió en 1863, a toda Europa, hasta más o menos 1875.

Este insecto llegó de América en barco. Seguramente a través de los continuos intercambios de cultivos que tuvieron lugar en esos años. Seguramente atravesó el océano camuflado con alguna de las vides americanas que en aquella época se intercambiaban ambos continentes.

philloxera

 

¿Qué le hace a la vid?

Este piojito se dedica a comer las raíces de la planta matándolas en poco tiempo.

Pero sus mordiscos no tienen mayor importancia en América. Allí sus vides son resistentes a él. porque son de una madera más dura. Pero las pobres vides europeas tienen la madera más blanda. Por eso son atacadas fácilmente por este insecto.

Hay que explicar que la vid americana es una tipo de vid diferente de la europea y que no vale para hacer vino. Sus frutos no pueden usarse para vinificar. La vid europea pertenece a la especie Vitis Vinifera (os habíamos hablado de esto aquí) mientras que las vides americanas son de la especie Vitis Labrusca.

La aparición de la filoxera cambió por completo la viticultura mundial. Hay que entender lo que supuso para Europa ver como en 10 años sus viñedos quedaban arrasados y las zonas vitícolas completamente devastadas. Fue desolador para los viticultores y para la industria del vino.

¿Y cómo lo arreglaron?

Os preguntaréis cual fue la solución para acabar con ese piojo amarillento, como al principio lo denominaron los científicos. No hubo insecticida capaz de acabar con el insecto, a pesar de que el gobierno francés ofreció 300.000 Francos de la época a quien lo descubriera. Tampoco los híbridos, que aún subsisten en algunas zonas de España, funcionaron.

La solución fue el injerto, queridos Vinistas porque:

  1.  La vid americana tiene unas raíces duras que resisten la filoxera.
  2. Pero para hacer vino necesitamos las uvas que salen del tronco de la vid europea.

Pues injertaron: un pie americano, una raíz tan dura que el insecto no pueda morder, y una parte aérea europea, que nos dé las uvas que necesitamos para hacer vino.

Desde entonces, todas nuestras vides se aguantan en sus pies americanos (o portainjertos) y esa madera es injertada con nuestros tempranillos, garnachas, albariños, godellos o lo que se nos antoje.

Parece sencillo pero tiene su intríngulis y es que:

  • Hay cientos de variedades de vides americanas. Hay que elegir aquella que mejor vegete en tu suelo y en tu clima y que mejor se adapte a la variedad que vas a injertarla. Hay que elegir bien porque esto se hace sólo una vez. Justo antes de plantar. Así que más vale no equivocarse porque el remedio es arrancar. Aunque no sé si eso es remedio…
  • Y luego, está esta otra solución pero que como veréis no es perfecta: Herimos dos plantas, las unimos y las obligamos a convivir juntas. Estas plantas bimembres sobreviven peor que las plantas digamos de una pieza. Es la mejor solución pero no deja de ser una cirugía que deja secuelas.

De cualquier modo, no nos queda otra y desde entonces todas las viñas que veis están injertadas. Bueno no todas.

20130505_1119051injerto

¿Siempre se planta con injerto?

Hay algunas excepciones. Por ejemplo en Toro (os hablamos de estos vinos en este post) algunos viticultores plantan sus viñas en franco, es decir, sin injertar. El suelo es tan arenoso que el insecto no es capaz de avanzar en esas condiciones.

Por eso Toro fue una de las zonas que menos sufrió la plaga allá por 1870.

En Canarias tampoco: al ser unas islas están completamente aisladas y la filoxera nunca llegó ahí. Lo que no ocurrió con otras islas, a las que sí llego la Filoxera.

Pero quizás el caso más curioso sea el de Chile. Chile es un país limpio de Filoxera porque el insecto nunca ha conseguido llegar. El desierto de Atacama al Norte, la cordillera de los Andes, al Este y el mar en los otros límites le han parecido a la Filoxera razones de fuerza para renunciar a su conquista.

También Australia planta sus viñedos en lo que llamamos pie franco. Es decir sin raíz americana pues al ser una isla pudo mantenerse limpia de Filoxera. O eso parecía.

(continuará…)

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

Un comentario en “Filoxera: Un asesino en serie en la viña”

  1. Gracias Ruth, es magnífico todo lo que se puede aprender contigo siendo “vinista”.
    Por cierto, ¿esto de los vinos de vides “prefiloxéricas” es una leyenda? qué diferencias aportan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *