Copas de vino: ¿cual es para cava y champagne?

Consejos y tips de vinos

Copas de vino: ¿cual es para cava y champagne?

Ruth de Andrés Ruth de Andrés | 21 diciembre, 2016

Ya brindéis con cava, con champagne o cualquier efervescencia similar os gustará saber esto sobre las copas de vino para espumosos. Y para animar la mesa, os explicamos una anécdota al final.

Para no dejar ese espíritu navideño que amamos u odiamos a partes iguales entre la población adulta, os queremos hablar sobre las copas de vino para los vinos espumosos y de paso contaros alguna anécdota.

Ya brindéis con cava, con champagne o cualquier efervescencia similar os gustará saber esto.

COMO DEBEN SER LAS COPAS

  • Las copas de vino espumoso son las llamadas tipo flauta. Son alargadas, estrechas y se cierran en la parte superior, como un tulipán. Por eso se llaman, tulipas.
  • Las copas deben ser transparentes. Así que nada de colorines para adornar. Pensad que el mejor adorno es la burbuja diminuta ascendiendo interminablemente.
  • El cuerpo debe ser largo y estrecho, así se aprecia la burbuja: su tamaño y su recorrido, ascendiendo continuadamente.
  • La base debe ser suficientemente ancha. Pero esto es sólo un problema práctico, la verdad es que durante años, con el fin de que la copa en sí pareciera más estilizada se apoyaban sobre bases ridículamente pequeñas, así que se caían y se rompían con facilidad pasmosa. Para evitar el desastre buscadlas con una buena base.
  • El tallo para que la copa guarde proporciones debe ser también alto, así que razón de más para buscarlas con una base suficiente para soportar esa altura.

¿Y LAS OTRAS “COPAS”?

Que no me entere yo que usáis las copas Maria Antonieta: ya sabéis esas bajitas, anchas y redondeadas. Esas copas, muy de moda en los 80 gracias al agente 007 (¿quién no recuerda la escena de la fuente de Champagne?) no sirven para los espumosos. Ya está dicho.

fuente-de-champagne

¿Por qué? Pues porque pierden los cavas y los champagnes pierden con facilidad su preciado gas, los aromas se escapan en seguida y no dejan apreciar la efervescencia.

Hay quien prefiere copas de vino blanco para los espumosos. Y tengo que decir que a mi me también gusta usarlas. Pero sólo para cavas envejecidos, o champagnes ya con unos cuantos años. En ese tipo de vinos, el componente gas no están importante y gana peso el componente vino. Por eso las copas de vino blanco hacen una función perfecta. Pero eso es cuestión de gustos…

AHORA LA ANÉCDOTA

La leyenda cuenta que esas copas se modelaron tomando como referencia un pecho de la reina francesa María Antonieta. Los expertos insisten en que probablemente sea mentira. Pero tiene mucho encanto, no digáis que no. Y da mucho juego a los barman. Mientras preparan el coctel al cliente, sacan como tema recurrente a la Reina Maria Antonieta.

Madame Pompadour (amante de Luis XV) cuenta con una copa casi idéntica, quizás un poco más amplia y redondeada. Por supuesto, no iba a ser menos, corre una leyenda casi igual acerca del origen de este vaso.

La historia se repite a través de muchos pechos, no sólo el de Maria Antonieta o el de Madame Pompadour: Helena de Troya tiene una vasija a semejanza, Josefina BonaparteDiana de Poitiers (amante de Enrique II) tienen porcelanas y vasos moldeados con esta parte de su anatomía.

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

2 comentarios en “Copas de vino: ¿cual es para cava y champagne?”

  1. Me encanta leeros. Explicáis las cosas de forma clara y sencilla para q todos podamos entenderlo sin falta de ser ecpertos. Y son cosas interesantes y al mismo tiempo curiosas. Un placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *