La Sabina de San Martin

de Las Moradas de San Martin

Olvídate de tu idea preconcebida de Garnacha y dale garbo a tus pupilas: un vino sin sulfitos, ni filtración ni clarificación.

¿Por qué nos gusta?

El primer vino de Las Moradas que se elaboró sin adición de sulfitos. No sólo eso: tampoco se clarificó, ni se filtró y se fermentó con levaduras autóctonas. Eso significa que la elaboración debe ser esmerada y concienzuda. Pero para Isabel Galindo, su autora, merece la pena.

Porque La Sabina viene de una de sus fincas preferidas. Una pequeña viña de Garnacha, llamada Montazo. Los suelos son arenosos y tienen mucho granito. La viña tiene más de 70 años. Las uvas son finas y suavemente perfumadas.

Isabel elabora esta Garnacha así para no camuflarla ni esconderla detrás de procesos enológicos. Por eso el vino es tan especial. Olvídate de tu idea preconcebida de Garnacha y dale garbo a tus pupilas. Aquí la sutilidad y la finura son las premisas.

Todo lo que hay que saber de este vino

La Sabina de San Martin

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Garnacha

Zona:
D.O. Madrid

Crianza:
14 meses en barrica de roble francés de 500L.

Botella:
750 ml

Cata:
Vale la pena que os fijéis en el color: nada de capa alta, ¿verdad? Ahí ya os anticipa algo. Regaliz, hinojo, romero y algo como lavanda. Sí, también hay notas de fruta fresca. Y ahora la sorpresa en el paladar: suave, amable y tremendamente gustoso. Olvídate de los taninos ásperos y fíjate en ese recuerdo final que no abruma sino que invita a otra copa.

Con qué disfrutarlo:
Si os fiais de nosotros, bebeos la primera copa paladeando con gusto y sin comer. Puestos a recomendar, os proponemos un guiso de carne, platos de cordero, conejo o un buen cocido madrileño. Y guardaos la última copa para un queso bien curado.

El productor: Las Moradas de San Martin

Vinistas

Las Moradas es el último libro de Santa Teresa, que vivió muy cerca de aquí. Las Moradas de San Martín se creó en 1999 con la intención de recuperar del olvido y del abandono, las espléndidas viñas de la de la zona de San Martín de Valdeiglesias. Los socios contaban con experiencia previa en el mundo del vino, pues habían fundado Enate en Somontano, pero Las Moradas es un proyecto radicalmente distinto. Nada de variedades extranjeras, aquí sólo cabe la Garnacha. En las antípodas de los vinos industriales, sino una elaboración artesanal de volúmenes pequeños. Así que, con un viñedo que estuvo a punto de desaparecer por nuestro propio olvido, ellos hicieron toda la apuesta fue al terroir.

Isabel Galindo, la enóloga de Las Moradas de San Martín, prefiere trabajar en altitudes entre los 800 y los 900 m sobre el nivel del mar, porque es ahí donde la proporción de granito en el suelo es mayor. Para ella, esa combinación de altitud y suelo de granito saca una Garnacha muy diferente de la Garnacha del resto de España. Una garnacha muy original: ligera y muy sutil. Las Moradas de San Martín cuenta con 22 hectáreas de viñedo, todo viña vieja, podada en vaso y desde hace unos 9 años cultivada bajo los preceptos de la biodinámica.

Descubre al productor

Vinos similares

Cómpralo antes de las 14h y recíbelo el siguiente día hábil

La Sabina de San Martin

La Sabina de San Martin

La Sabina de San Martin

12,95 €

Envío GRATIS a partir de 180 €

Gastos de envío gratis a partir de 180 €