Cyclo de Torremilanos

de Finca Torremilanos

Un vino que demuestra que la Ribera del Duero es mucho más que vinos aburridos empachados de madera.

¿Por qué nos gusta?

Ricardo imaginó Cyclo de Torremilanos en el año 2000 cuando transformó las 200 has de viñedo de su familia en cultivo ecológico y biodinámico. Esa transformación de viñedo tenía un reflejo en los vinos. Así arranca este Cyclo. Así que manteniendo la gama que su padre había creado 25 años antes, añadió Cyclo, un vino experimental por aquel entonces que es ahora un imprescindible para conocer una región de la que nunca dejas de aprender.

Así que si te gusta la Ribera del Duero, tienes que probarlo. Si crees que es una DO monótona y sosa, es porque no has probado esto. Ya os lo decimos: imprescindible.

Todo lo que hay que saber de este vino

Cyclo de Torremilanos

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Tempranillo

Zona:
D.O. Ribera del Duero

Crianza:
15 meses en barricas de roble francés

Botella:
750 ml

Cata:
Nos encanta ese aroma entre arándanos y regaliz con un toque balsámico. En la boca es… suntuoso, amplio, potente pero sorprendentemente fresco. Fijaos ese tanino tan fino, que recuerda al talco, y que nos deja un final memorable.

Con qué disfrutarlo:
Nos parece perfecto para carnes. Seguro que habíais pensado lo mismo. Ya sean rojas, de caza, a la parrilla o asadas. Pero para daros un sincero homenaje, abridlo 20 minutos antes de servirlo, una carne poco hecha y una buena copa.

El productor: Finca Torremilanos

Vinistas

El auge de la Ribera del Duero ha sido tan increíble en los últimos 30 años que a veces olvidamos que, como Denominación de Origen, es muy reciente. En 1982 se estableció y ahí estaba, como uno de los fundadores, Finca Torremilanos. Si Vega- Sicilia tiene el honor (entre otros muchos) de ser la primera bodega fundada en la zona, Torremilanos fue la segunda. En 1903 se fundó esta propiedad, situada cerca de Aranda, a 2km del margen del famoso río Duero.

Con sus viñas de tempranillo, sus ovejas y sus gallinas, Torremilanos vendía, como tantas otras, la mayor parte de sus uvas a las cooperativas de la zona. El empuje definitivo vino en 1975 con Pablo Peñalba López.

Pablo compró la finca a los antiguos propietarios y llevó a cabo un proceso de modernización imparable. Pablo apostó por la calidad. Y eso era envejecer en barricas y embotellar. Para ello construyó, y se sigue manteniendo, una tonelería, así que Torremilanos fabrica sus propias barricas: abran paso a los famosos crianzas y reservas Torremilanos.

Ricardo, el hijo mayor de Pablo, llegó en el año 2000 y con él la siguiente revolución. Cultivo ecológico y aún más, biodinámico. Cyclo fue ese primer experimento allá por el 2003. Desde entonces, las 200 has de Torremilanos se cultivan no sólo bajos los más altos estándares de calidad sino también de sostenibilidad. Todo, con el fin de expresar mejor eso que vagamente se llama el terroir, y que no es sino el clima, el suelo y la biodiversidad del viñedo: abran paso a los grandes vinos de terroir de Torremilanos.

Descubre al productor

Vinos similares

Cyclo de Torremilanos

Cyclo de Torremilanos

Cyclo de Torremilanos

27,50 €

Gastos de envío
Hasta 3 botellas de vino: 5,20 €
Hasta 6 botellas: 6,50 €
Hasta 12 botellas: 8,95 €
Hasta 15 botellas: 10,90 €
Más de 15 botellas: 12,50 €
GRATIS a partir de 180 €

Gastos de envío gratis a partir de 180 €
Hasta 3 botellas de vino: 5,20 € | Hasta 6 botellas: 6,50 € | Hasta 12 botellas: 8,95 € | Hasta 15 botellas: 10,90 € | Más de 15 botellas: 12,50 €