Briego Adalid Reserva

de Bodegas Briego

El reserva de Briego es el más grande de los clásicos de Ribera del Duero: refinado y exquisito. Que bueno es darse el capricho.

¿Por qué nos gusta?

Briego Adalid Reserva es el vino más refinado de los Briego. Y eso es mucho decir. En esta casa, saben de viñas porque llevan muchos años trabajando con ellas. No son unos recién llegados ni a la Ribera del Duero ni a la enología. Por eso, os decimos que hay mucho que decir aquí.

Enfrentarse a la categoría Reserva a veces da miedo. Ahora que todos tenemos prisa por todo, Fernando nos pide calma. Calma para recrearse con este vino, que es exquisito de verdad.

Nos parece que es el tipo de vino que cualquiera sabe disfrutar: desde los que saben mucho de vinos hasta los que se acercan a este mundillo. Así que pierde el miedo y busca la oportunidad buena para abrirlo.

Todo lo que hay que saber de este vino

Briego Adalid Reserva

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Tempranillo

Zona:
D.O. Ribera del Duero

Crianza:
18 meses en roble francés y americano

Botella:
750 ml

Cata:
Nos ha encantado esa nariz tan compleja pero que no apabulla: ciruelas negras, clavo, notas de tabaco, algo de cacao. En boca, es muy largo, con una estructura muy bien armada pero lo que nos ha cautivado es ese recuerdo final que da gusto paladear.

Con qué disfrutarlo:
Un buen asado, claro, que pensamos en un lechazo. Pero también cosas más abordables: cualquier carne que llevarse a la boca pega con este super Reserva de Ribera del Duero.

El productor: Bodegas Briego

Vinistas

Bodegas Briego fue fundada por tres hermanos, los Benito. Hernando: Gaspar, Fernando y Javier. De los 3 Briego, Fernando es el enólogo. Él se encarga de elaborar los vinos. Mientras que Gaspar y Javier se reparten el campo. Que no es poco.

Los Briego cuentan con 77 hectáreas de viñedo propio, todo Tinta Fina, todo en Valladolid, en el pequeño pueblo de Fompedraza. En esta zona de la Ribera del Duero, las altitudes pueden llegar hasta 900 metros. Eso significa que, aunque el verano sea caluroso, por la noche refresca y, vaya si refresca, con temperaturas que pueden caer hasta 20ºC fácilmente. Así pasamos de tener 25-28ºC durante el día a llegar a 5-8ºC por la noche. Estos cambios bruscos, hacen que la madurez sea muy muy lenta y que la materia colorante y los taninos no se destruyan por el calor, con lo que la uva tiene mucha estructura. Pero además, ese clima seco y la ausencia de calor prolongado evita que la planta tenga enfermedades y por eso en esta zona de Ribera del Duero se puede vendimiar tan tarde una uva sana y sin enfermedades.

La bodega no es un alarde arquitectónico, ni falta que le hace, porque es cómoda, sencilla y muy limpia. Que al fin y al cabo es lo que importa. Las bodegas no hacen para enseñar sino para trabajar en ellas y de eso, y no de las visitas, dependen los vinos.

Briego cuenta con todo lo que se necesita para hacer grandes, grandísimos vinos: depósitos de acero inoxidable, una nave de barricas bien acondicionada y material pensado para respetar la uva. Con estas sencillas normas trabajan en Briego, haciendo vinos que representan ese espíritu de la Ribera del Duero que se basa en el frescor y en la elegancia más que en la rudeza y la tosquedad.

Descubre al productor

Vinos similares

Briego Adalid Reserva

Briego Adalid Reserva

Briego Adalid Reserva

16,50 €

Envío GRATIS a partir de 180 €

Gastos de envío gratis a partir de 180 €