Verso Libre se llama así precisamente porque es el verso libre de la D.O. Se compone principalmente de Treixadura, pero de una Treixadura de viñas centenarias.

¿Por qué nos gusta?

Verso Libre es el vino más rompedor de Francisco Fernández Sousa. Este profesor de historia reconvertido en bodeguero es, sin duda, nuestro maestro de Ribeiro. Y esta es su última creación. Verso Libre se llama así precisamente porque es el verso libre de la D.O. Se compone principalmente de Treixadura, pero de una Treixadura de viñas centenarias que se completa y adereza con salpicones de Godello y Torrontés. Una delicia.

Para que estas uvas se amolden y cojan esa untuosidad que percibimos en boca, tienen que pasar un tiempito en lías. Concretamente, cinco meses. Más que suficiente para que gane cuerpo.

Todo lo que hay que saber de este vino

Verso Libre

Tipo de vino:
Vino Blanco

Variedad:
Treixadura

Zona:
D.O. Ribeiro

Crianza:
5 meses sobre lías

Botella:
750 ml

Cata:
¿Veis ese amarillo pálido? Ya nos anuncia lo que vamos a encontrar. Es un vino que gana en sutileza, y como buen vino gallego, nos suelta unas notas de hueso almibarado. Como os decíamos, en boca es untuoso, pero mantiene la frescura. Nos arrebata lo aromático que puede llegar a ser… y lo largo. Untuoso y largo. ¿Dónde están los fans de los tintos, que yo los vea? Vayan pasando.

Con qué disfrutarlo:
Nosotros lo vemos idóneo con aperitivos divertidos, algo grasos, ensaladas contundentes y verduras. Esa grasa de los aperitivos también se puede aplicar a los pescados: un salmón, quizá. Sobre todo si están hechos al horno. Mmm.

El productor: Adegas Francisco Fernandez Sousa

Vinistas

Lagar do Brais y Terra Minei son el resumen de la historia de un profesor que deja todo para tomarlas riendas de la bodega de su familia Adegas Francisco Fernández.

A priori, Ribeiro puede que no suene como la zona más alucinante del viñedo español. Quizás porque no se conoce bastante. ¿Te suenan Terra Minei y Lagar do Brais? Pues a eso vamos.

Francisco Fernández estudió historia e investigó para su tesis sobre la importancia del vino de Ribeiro en el pasado. Así descubrió una historia fascinante acerca del Ribeiroy de toda la comarca. Porque, ¿sabías que el Ribeiro fue el primer vino comercializado en América?

Entendió que su sitio era volver a su pueblo y poner en valor ese pasado. Así que Francisco dejó su trabajo como profesor en Vigo y decidió embarcarse en la aventura de recuperar las viñas y la bodega familiar para hacer vino de calidad. Sus 8 hectáreas de viña son un rompecabezas de unas 30 parcelas diferentes: algunas parcelas son del tamaño de un salón. Muchos son viñedos históricos, que pertenecían al monasterio cisterciense y que aun están rodeadas por la antigua muralla del convento.

Su primer desafío fueron las variedades. Recuperar variedades autóctonas como Treixadura, Godello y Torrontés, absorbidas por la omnipresente Jerez. Una variedad que se introdujo en los 60 y 70 por productiva, aunque enológicamente no tiene tanto valor como las autóctonas. Se puso a estudiar sus fincas minúsculas y desentrañar la mezcla de variedades que había en ellas. Escogió las mejores parcelas y las vendimió por separado. Luego, tocaba adaptar la elaboración. Empezó a usar levaduras nativas, trabajar con temperaturas bajas y macerar para potenciar todo el carácter de sus uvas.

Si quieres conocerle mejor, Francisco se sometió al Cuestionario de Vinistas. Descubre sus vinos y disfruta unos de los mejores vinos de Ribeiro.

Descubre al productor

Vinos similares

Cómpralo antes de las 14h y recíbelo el siguiente día hábil

Verso Libre

Verso Libre

Verso Libre

14,90 €

Envío GRATIS a partir de 90 €