Añada de Baladiña

de Lagar de Besada

¡Pero que ganas teníamos de encontrarnos con algo así! Un Albariño con unos cuantos años encima (más de 10). Un vino que cuenta muchas cosas pero no las grita. Las susurra.

¿Por qué nos gusta?

¡Pero que ganas teníamos de encontrarnos con algo así! Un Albariño con unos cuantos años encima (11 nada menos). Un vino que cuenta muchas cosas pero no las grita. Las susurra.

María y David producen esta joyita sólo cuando las añadas son excelentes. El vino es una selección de las mejores parcelas que tienen en el Salnés. Uvas con un equilibrio mágico. Se envejece con sus lías 24 meses, con battonages frecuentes para que las lías enriquezcan el vino con su extracto. Luego se embotella y se mantiene en bodega al menos otros 5 años. El resultado va más allá. Mágico.

Todo lo que hay que saber de este vino

Tipo de vino:
Vino Blanco

Variedad:
Albariño

Zona:
D.O. Rias Baixas

Botella:
750 ml

Cata:
Una nariz súper compleja que va más allá de la fruta. Pensad en notas de frutos secos, como las almendras amargas, el membrillo y algo que recuerda al petróleo y a la tinta china. Un prodigio. En boca, se repiten las notas minerales y es lleno, sabroso y un final ligeramente amargo que nos da más sed.

Con qué disfrutarlo:
Hay vinos que no necesitan mucho, salvo una buena copa y tiempo para disfrutarlos. Si ves que está cerrado, como inexpresivo, dale unos minutos para que despliegue todo su encanto. Es normal que después de años cerrados, se muestre opaco al principio. Luego es sencillamente emocionante.

El productor: Lagar de Besada

Vinistas

Pioneros del garaje, Lagar de Besada nació en los 80 en un garaje de la parroquia de Meaño, en las Rias Baixas. Los Sineiros hacían sus pinitos elaborando vinos blancos usando sus viñas familiares de Albariño. La pequeña de la familia, María, decide estudiar Enología y se forma en España y en Francia. Trabaja en varias bodegas y también en investigación. Pero sin dejar de hacer vino en el garaje de su casa. Cada vez mejor: con más estilo, con más personalidad.

En este periplo se cruza con David Ballesteros, un manchego intrépido de familia vinatera. También enólogo pero con una tradición muy distinta de la verde atlántica de María. La suya es de secano y en plano. Tan dispar es todo que surge la chispa. Se trasladan al Salnés y en una tierra tan querida para María y tan diferente de la suya para David profesionalizan Lagar de Besada y hacen de ese garaje un proyecto de vida.

Ahora, unos cuantos años más tarde, Lagar de Besada ya no está en el garaje sino en una auténtica bodega, construida en granito, como es lógico. Con modernas instalaciones, elaboran vinos blancos de una pureza impecable. A pesar de todo, el hincapié de Maria y David siguen siendo las viñas. Es ahí donde su viticultura, mimada y cuidadosa, consigue uvas increíbles.

Descubre al productor

Vinos similares

Añada de Baladiña

Añada de Baladiña

Añada de Baladiña

28,80 €

Envío GRATIS a partir de 180 €