Lagar de Besada

de Lagar de Besada

Lagar de Besada es un magnífico albariño, orgullosos de su estilo que busca la esencia de la variedad. Más allá de artificios su valor está en su viña. 

¿Por qué nos gusta?

Lagar de Besada es un magnífico albariño, que han creado desde cero María y David. Enólogos y residentes en el Salnés, comenzaron haciendo vino en el garaje de los padres de María. Hoy representan orgullosos un estilo de Albariño que busca la esencia de la variedad. Más allá de artificios en forma de levaduras raras o elaboraciones extrañas, su trabajo está en su viña.

Este Albariño crece en suelo de granito, en parrales tradicionales. Unas viñas más soleadas, que dan uvas más maduras. Otras tocadas por la brisa Atlántica, que las hace salinas y frescas. La elaboración respeta y potencia esa viticultura de miniparcelas, por eso fermentan a temperaturas muy bajas, en depósitos de acero y mantienen el vino al abrigo de la oxidación. El resultado es un albariño de los pies a la cabeza.

Todo lo que hay que saber de este vino

Lagar de Besada

Tipo de vino:
Vino Blanco

Variedad:
Albariño

Zona:
D.O. Rias Baixas

Botella:
750 ml

Cata:
Sabores cítricos y salinos que se mezclan en la nariz y en la boca. Un vino que es casi crujiente, refrescante y brillante. Un momento splash.

Con qué disfrutarlo:
Nos pide marisco y pescado. En distintas preparaciones y aderezos. Incluyendo el tique más asiático. Si quieres subir la temperatura, pruébalo con comida super picante.

El productor: Lagar de Besada

Vinistas

Pioneros del garaje, Lagar de Besada nació en los 80 en un garaje de la parroquia de Meaño, en las Rias Baixas. Los Sineiros hacían sus pinitos elaborando vinos blancos usando sus viñas familiares de Albariño. La pequeña de la familia, María, decide estudiar Enología y se forma en España y en Francia. Trabaja en varias bodegas y también en investigación. Pero sin dejar de hacer vino en el garaje de su casa. Cada vez mejor: con más estilo, con más personalidad.

En este periplo se cruza con David Ballesteros, un manchego intrépido de familia vinatera. También enólogo pero con una tradición muy distinta de la verde atlántica de María. La suya es de secano y en plano. Tan dispar es todo que surge la chispa. Se trasladan al Salnés y en una tierra tan querida para María y tan diferente de la suya para David profesionalizan Lagar de Besada y hacen de ese garaje un proyecto de vida.

Ahora, unos cuantos años más tarde, Lagar de Besada ya no está en el garaje sino en una auténtica bodega, construida en granito, como es lógico. Con modernas instalaciones, elaboran vinos blancos de una pureza impecable. A pesar de todo, el hincapié de Maria y David siguen siendo las viñas. Es ahí donde su viticultura, mimada y cuidadosa, consigue uvas increíbles.

Descubre al productor

Vinos similares

Lagar de Besada

Lagar de Besada

Lagar de Besada

8,95 €

Envío GRATIS a partir de 180 €

Gastos de envío gratis a partir de 180 €