Marta Maté

de Marta Maté

Marta Maté es un motín a bordo de una de las DO más apegadas a lo tradicional, Ribera del Duero. Un vino modernísimo que destila terroir por los cuatro costados. 

¿Por qué nos gusta?

Marta Maté, porque ya tocaba un nombre femenino y no sólo el de la mujer del bodeguero, es un motín a bordo de una de las DO más apegadas a lo tradicional, Ribera del Duero. Un vino modernísimo que destila suelo por los cuatro costados. Un vinazo que demuestra lo que es la elegancia, así con todas las letras.

Este vino sale de dos zonas. Las viñas más viejas de Tubilla del Lago. Y otras más jóvenes en Gumiel del Mercado. Cada una con sus características y un punto en común: el suelo. Un suelo calizo que César ha cuidado y mimado como un tesoro. Su trabajo en recuperarlo y recuperar para él la vida se nota ahora en este vino que es terroir puro. Uva ecológicas y bien alimentadas, gracias a ese trabajo previo. La elaboración busca ayudar de nuevo a esa expresión: fudres de madera francesa para fermentar y barrica también francesa para criar.

Todo lo que hay que saber de este vino

Marta Maté

Tipo de vino:
Vino Tinto

Variedad:
Tempranillo

Zona:
D.O. Ribera del Duero

Crianza:
14 meses en barrica de roble

Botella:
750 ml

Cata:
Pero que complejidad: tiza, cereza negra y tinta china. Aromas secos, no penséis en eso tan típico de frutillas del bosque. Esto es algo serio. En boca, una gran entrada. Así de alfombra roja. No es que sea un vino radical pero se acerca por moderno y por atrevido. Pero está bien contenido, es elegante y preciso. Ese final que se apaga poquito a poco y nos pide otra copa. Bravo, bravo.

Con qué disfrutarlo:
Pues es que este vino no requiere excusa gastronómica para ser abierto. Uno lo abre y lo disfruta. Pero en fin, puestos a recomendar: carnes, ya sean guisos sofisticados o planchas. Nos parece perfecto con un buen pollo de corral o una carne con un punto de sabor más salvaje.

El productor: Marta Maté

Vinistas

Marta Maté son, en realidad, Marta Castrillo, Cesar Maté y dos socios más. Ellos hicieron su primer Marta Maté en 2008. Así, en plena crisis. Pero el proyecto no se apoyaba en la oportunidad del chollo, sino en el largo plazo y en la innovación.

César tenía una gran experiencia como enólogo en la Ribera del Duero. En esos pinitos, había experimentado con otra forma de encarar la famosa Ribera del Duero. Esa era la que le interesaba: vinos menos rudos y más delicados. En un paisaje agreste, no hace falta subrayar vinos rústicos. Si no, trabajar buscando más complejidad.

Esto pasa por un conocimiento enorme de los suelos. Y eso es lo que han hecho. Conocer sus suelos. Acercarse a ellos y trabajarlos para que sean, de verdad, alimento de las viñas. Su viticultura es biodinámica, pero a la manera de Cesar. Que con ese gran conocimiento que tiene de sus parcelas, la adapta a lo que le piden sus suelos y sus plantas.

Descubre al productor

Vinos similares

Marta Maté

Marta Maté

Marta Maté

16,75 €

Envío GRATIS a partir de 180 €

Gastos de envío gratis a partir de 180 €