Fernando de Castilla

Sus elaboraciones cuidadas y su escrupuloso respeto al producto están marcando una diferencia en Jerez.


Jan Pettersen ha sido el verdadero artífice de este proyecto que renació de sus cenizas hace sólo unos pocos años, cuando compró Fernando de Castilla, una antigua casa que se fundó en 1837. Muchas alegrías nos ha dado este noruego a los enamorados de los vinos de Jerez.


Tras años de ver cómo las marcas familiares se desmoronaban y cómo los 4 grandes grupos bodegueros de la zona sacrificaban sin escrúpulos calidad por volumen, el trabajo de Jan ha sido como una bocanada de aire fresco. Su ilusión por mantener la mejor tradición jerezana con esas elaboraciones únicas y maravillosas que sólo hay en Jerez es formidable.


Así que Fernando de Castilla pretende ser una bodega pequeña, de volúmenes limitados pero una referencia de Jerez en el mundo. Y lo está consiguiendo, porque en sólo unos años ha conseguido por ejemplo, altísimas puntuaciones de críticos americanos. Da gusto encontrarse con proyectos así.

La opinión de ruth

Da gusto encontrarse con proyectos así, que priorizan la calidad a la cantidad en Jerez

Mostrando 1 - 3 de 3 productos
Envíos gratis pedidos superiores a 70€
Tarifa fija 7,50€ (hasta 20kg, Península)