Uva Syrah

Syrah, Shiraz o incluso Sirah tantos nombres para una uva con mucho que contar. Empezamos.

El origen de la Syrah tenía tintes románticos hasta que llegó el ADN. Se especuló si el nombre tenía que ver con la ciudad de Siracusa y que lo habrían traído los romanos al Sur de Francia. La otra teoría era que Syrah era una uva traída por algún eremita de Irán. Allí, en la antigua Mesopotamia, hay una ciudad llamada Shiraz, la ciudad del vino y de las rosas. Donde se produce un vino llamado Shirazi. Pero la realidad es más prosaica y guardaba para nuestra querida Syrah un origen más vulgar. La Syrah es el resultado del cruce de dos variedades menores del Ródano. Pero vamos a los vinos.

La Syrah es una uva que necesita el sol como el comer. Así que se planta en sitios cálidos y con muchas horas de luminosidad. Aun así, le gustan las orientaciones que mejor aprovechan el sol y por eso los viticultores buscan la mejor exposición y la podan para dejar sus racimos lo más soleados posibles. Los vinos de Syrah llevan el sol dentro y por eso son cálidos y densos. No lo pueden negar.

¿Cómo son los vinos de Syrah? Lo cierto es que es difícil generalizar pues depende mucho del lugar donde se haya cultivado la uva. Y lugares de cultivo hay muchos.

Entonces, ¿Dónde se cultiva la Syrah?

Originalmente, ya os lo hemos dicho, la Syrah es una uva del Sur de Francia. Del Ródano. Tanto la parte Sur del Ródano (Nimes, Avignon) como la zona más fría, como las prestigiosas Côte Rotie o Chateauneuf du Pape, cultivan y muestras orgullosas sus vinos de Syrah. No siempre varietales, es decir, con siempre son 100% Syrah sino que hay una gran mayoría en los que el syrah se mezcla con la Garnacha o el Monastrell. 

También hay Syrah en otros lugares del Sur de Francia, siempre en la zona mediterránea. Languedos y Provence cuentan con muchos vinos de Syrah.

Pero, Australia es el país con más Syrah plantado. Sobre todo Barossa Valley y Hunter Valley. Elaboran vinos de syrah o Shiraz, como ellos dicen, de todas las formas y colores. Incluso espumoso de Syrah.

En California se puso de moda gracias a los Rhone rangers. Un grupo de enólogos que en los 90 reivindicaron el parecido de California con el Ródano y por ende de la idoneidad de sus uvas en su territorio. Con ellos, llegó la fiebre de los vinos de Syrah a California. Nombres como Joseph Phelps o Randall Graham labraron ahí su nombre.

En España también hay mucha Syrah plantada. Son cultivos recientes porque no es una uva autóctona ni tradicional. Pero se ha adaptado muy bien y se encuentra a gusto en puntos clave de la geografía españolas. Por ejemplo, en Castilla La Mancha, pero también en Priorato, Monstant, Terra Alta, Valencia, Jumilla, Utiel Requena… en fin toda la cuenca mediterránea más la submeseta sur. Y hay también ejemplos más que decentes de Syrah en Castilla y León.

Con todo este boom, los vinos de Syrah se han hecho un hueco en nuestros corazones. Os hemos dicho que es difícil generalizar a la hora de describir los vinos de Syrah, pues depende mucho de qué zona del mundo vengan. Pero nos vamos a lanzar a la piscina y vamos a hacer eso que no nos gusta mucho y que es generalizar. Así que, en general, los vinos de syrah son profundos y densos. Pueden estar hechos para envejecer pero también hay vinos de Syrah jóvenes florales, con mucho cuerpo y glicéricos. Muchos identifican los vinos de syrah con la pimienta negra. Es verdad. Pero también con la violeta y el chocolate negro. En cualquier caso, son vinos de sol y de calor, son cuerpo y muy gustosos. 

 ¡Descubre nuestros Syrahs, descubre lo que hacemos en Vinistas y únete!

Filtro de búsqueda

Ranking Vinistas

60 - 100

Precio

3 € - 256 €

Ecológico

Mostrando 1 - 2 de 2 productos
Gastos de envío gratis a partir de 180 €
Hasta 3 botellas de vino: 5,20 € | Hasta 6 botellas: 6,50 € | Hasta 12 botellas: 8,95 € | Hasta 15 botellas: 10,90 € | Más de 15 botellas: 12,50 €