Vinistas

Marta Ramas
Fuentes del Silencio

Fuentes del Silencio se debe a 2 nombres, Miguel Angel Alonso y Maria Jose Galera. Ellos son empresarios de una rama muy distinta al vino (vienen del sector farmacéutico, así que quizás no tanto). Hace unos 8 años pusieron en marcha Fuentes del Silencio, un proyecto integral de viña y bodega. Para ello contaron con la enóloga, Marta Ramas, que se ha formado en Burdeos y ha trabajado en el Nuevo Mundo, con elaboradores de todo tipo.


Fuentes del Silencio pone el acento en la recuperación de viñas, algunas viejísimas, a los pies del Monte Teleno, en el Sur de la provincia de León. Allí hay Prieto Picudo, esa variedad oscura (de ahí su nombre: preto en portugués es oscuro) y enigmática. Pero también hay Mencía, porque el Bierzo está muy cerca. precisamente al otro lado de ese monte. Y algunas variedades raras, como Gran Negro, que también existe en Valdeorras.


Esa ubicación tan particular, a los pies del Monte Teleno conforman un clima muy especial también. Continental, muy seco, con inviernos heladores y veranos cálidos de noches siempre frescas. Y ¡una cosa más! Esta comarca de Jamuz es una de las regiones con más horas de sol de España. Además, en la zona había minas de oro así que hay aún hay restos auríferos en los suelos.


En Fuentes del Silencio los bosques rodean literalmente las viñas. De hecho, es difícil llegar a algunas de las parcelas en coche, aunque sea un todo terreno. Y todo ese ambiente boscoso favorece a los viñedos y aporta sus propias notas diferenciadoras a cada parcela. Por eso sus nombres: Las Jaras, Las Quintas, La Gándara...


Otra de las curiosidades es la poda. Aquí siguen practicando la poda típica de la zona. Se llama rastrera porque las vides casi arrastran por el suelo. Pero el clima es tan seco y el suelo tan pobre, que no hay riesgo de enfermedades ni de humedad.

¿Por qué nos gusta?

Para nosotros, Fuentes del Silencio es una bodega con una algo mágico. Y nos encanta que Miguel Angel y Maria Jose hayan sabido mantener esa magia e incorporarla a los vinos. Es de admirar y de destacar. Porque al fin y al cabo, no provienen de este mundillo del vino y, como empresarios, podían limitarse a cubrir el expediente de la parte técnica, haciendo vinos correctos. Como tantos otros. Pero no. Ellos han sabido conservar ese espíritu.

Hay un no sé qué en la zona, en las parcelas y en el propio edificio que es difícil de explicar. Quizás sea la cercanía del Monte Teleno, que resguarda todas las parcelas, quizás sea la viña tan vieja o las variedades tan curiosas con las que trabajan. El caso es que es de esas bodegas con un halo especial. Su trabajo de campo, tan minucioso y sus elaboraciones , tan originales, hacen que sus vinos sean inesperados. Así que nada de ideas preconcebidas porque estos vinos no se parecen a nada que hayáis probado antes.

Mostrando 1 - 1 de 1 producto
Gastos de envío gratis a partir de 180 €