Bares del mundo: KitchenW8

Viajes de vino

Bares del mundo: KitchenW8

Ruth de Andrés Ruth de Andrés | 17 mayo, 2017

Vinistas esta vez no os llevamos de bares por el mundo. Hoy nos vamos de restaurante. Y sin que esto sea una crítica gastronómica, os dejamos nuestra crónica en el KitchenW8 en Londres.

Vaya por delante que no somos críticos gastronómicos ni lo pretendemos pero es verdad que hoy os hablamos del restaurante KitchenW8, como recomendación. Nos ha encantado el ambiente relajado, la comida tan sabrosa y tan natural y, como no, el precio. Y nos ha parecido que valía la pena hablaros de él.

Una estrella Michelín y en Londres, te tiembla la cartera (tenemos algún ejemplo de esos aquí). Si os hablamos de Kitchen W8 es porque no es así.

Kitchen W8 es la aventura de los chefs Rebecca Mascarenhas y Philip Howard. Alejado de la pompa de otros restaurantes estrellados aquí la sofisticación no es estirada. La cocina tiene personalidad y los precios… una ganga señores Vinistas.

De entrada…

La entrada ya es una declaración de intenciones: una decoración sencilla y acogedora. Nada aparatoso ni ostentoso. De esos sitios en los que entras y te dan ganas de quedarte. Y de volver. Porque son sencillamente elegantes.

La cocina es moderna pero tratando siempre de incorporar ingredientes ingleses. Sí, todo muy British. Y la verdad es que el resultado es asombroso. Sobre todo si tenemos en cuenta las escasas aportaciones de los ingleses a la gastronomía mundial.

Y de Precios?

Los precios son más que razonables, ya os lo hemos comentado. Además de proponer ideas geniales como almuerzos de dos platos por 22£ y de tres platos por 25£ de lunes a sábado o una comida del domingo con 3 platos por 35£. Puedes llevar tu botella de vino y te cobran un servicio de descorche pero si vas el domingo a cenar no hay tasa por el descorche.

KitchenW8-Starter

(Fotos: www.kitchenw8.com)

En nuestro Terreno: los vinos.

Vamos con ellos. La carta de vinos del KitchenW8 no es una enciclopedia pero está bien cuidada. Se nota que la selección la han hecho con mimo y por eso podéis escoger entre un buen puñado de vinos originales, que merecen todos la pena. A veces la cantidad no es sinónimo de calidad y se agradece que manteniendo esa sencillez que es la seña del local, la carta de vinos siga el mismo ejemplo. Y no, no hay vinos de la Reina de Inglaterra como os contábamos hace poco aquí.

Como conclusión

Y por último… ellos son tan amables. Un alivio librarse de chefs figurantes y sumilleres sabelotodo, que te escudriñan mientras intentas hacerte con tu tenedor adecuado o escondes las migas del pan. Esa sensación de comodidad es para mi un punto o más a su favor. Desde el maître al sumiller pasando por todos los camareros que desfilan en torno a tu mesa, todos son sencilla y llanamente amables. Qué relax…

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *