Añadas, mitos y smartphones

Consejos y tips de vinos

Añadas, mitos y smartphones

Ruth de Andrés Ruth de Andrés | 3 mayo, 2017

Hoy queríamos hablaros de cómo ha disminuido la influencia de la meteorología en la calidad de la uva, y por tanto del vino, gracias a la tecnología. Vinistas, ¡las añadas no son lo que eran!

La añada de un vino es el año en que las uvas se vendimiaron. Así que las añadas buenas o malas indican cómo las condiciones climáticas de ese año afectaron a las uvas y por tanto a los vinos. Pero no es algo cerrado y hecho. La añada no es absolutamente buena o mala para todo el mundo (os lo explicábamos en este artículo sobre la vendimia 2016). Hay muchos dependes… el viñedo, las técnicas de viticultura, el trabajo del enólogo. Algo de este os explicamos en este video.

La tecnología y nuestras añadas

Pero hoy queríamos hablaros de cómo ha disminuido la influencia de la meteorología en la calidad de la uva, y por tanto del vino, gracias a la tecnología.

Y es que ya nada es lo mismo desde que tenemos nuestros smartphones. No queridos Vinistas, no es lo mismo ni siquiera para los enólogos. En nuestro Smartphone tenemos enormes avances técnicos que podemos aplicar a la viticultura y a la enología.

  • Empezamos con la predicción meteorológica que ahora es mucho más precisa y podemos programar nuestras labores de campo con más precisión.
  • Pero también, hay muchas técnicas que bien utilizadas pueden hacer que en una mala añada hagamos un vino más que aceptable. Por ejemplo, la cantidad de parámetros que podemos analizar en un mosto o en un vino y que te van a ayudar a decidir que hacer con ese vino.

Así que podemos decir que las añadas ahora importan menos que antes. Porque ahora tenemos instrumentos y técnicas para controlar y mejorar la calidad del viñedo y del vino

Sinceramente, el juego es ahora diferente. Por eso, mucha gente dice que ahora nunca hay añadas malas, o al menos, nunca son muy malas.

Aún así, los enólogos y los viticultores nos quejamos tanto como antes. Porque para nosotros, la añada perfecta no existe. Es como el rollo de la ola perfecta de los surferos. No la hay.

Y entonces, ¿qué hacemos?

Así que si os digo que 2013 fue una mala añada, y muchos de sus vinos están ahora en el mercado… ¿compraríais ese vino? Pues depende. Ya lo hemos dicho. Como siempre, probadlo y si os gusta pues adelante. Nada es infalible, sólo vuestro gusto.

No olvides dejarnos tus comentarios si tienes cualquier duda, consulta o incluso si nos quieres proponer algún tema para que tratemos en nuestro blog o en nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *